Cerraduras de seguridad ¿qué modelo y nivel de seguridad elegir?

Cerraduras de seguridad o denominadas de seguridad, de las que hay una gran variedad donde elegir entre marcas, modelos y niveles de protección, pero a la hora de tomar una decisión acertada se convierte en una ardua tarea ya que todos los fabricantes a la gran mayoría de modelos que comercializan las denominan como tal. Desgraciadamente ni todas son de seguridad (por quedarse obsoletas con el paso del tiempo) ni proporcionan el nivel deseado o no sabemos detectarlo por tanta información que encontramos en la web. 

Cuando hablo de cerraduras de seguridad, en el artículo de hoy me refiero al conjunto del sistema de cierre donde están ubicados los pestillos y el resbalón, es decir  sin tener en cuenta los bombillos o cilindros de los que ya hablé en otros artículos con respecto a los más utilizados que son los de perfíl europeo. Las cerraduras de seguridad pueden tener varios puntos de bloqueo alrededor del perímetro de la puerta (de 1 punto, de tres puntos, de 5 puntos y de 7 puntos de cierre).

Por si fuera poco, además de las marcas y sus correspondientes niveles de seguridad también disponemos de varias opciones en función del tipo de puerta y el uso para el que vaya a ser destinado como pueden ser cerraduras embutidas para puertas de madera, cerraduras embutidas para puertas metálicas, cerraduras de sobre poner para puertas de madera, cerraduras de sobre poner para puertas metálicas, cerrojos FAC o cerrojos tipo FAC (ya que ha fecha de hoy prácticamente todos los fabricantes comercializan estos tipos de cerrojos, desde los de diseño clásico hasta los más modernos ideados para camuflarse estéticamente con las puertas más modernas o actuales), cerraduras invisibles, cerraduras electro mecánicas, cerraduras electro magnéticas, cerraduras anti pánico, cerraduras con pomo, cerraduras para puertas corta fuegos, cerraduras para puertas de cristal, cerraduras para vías de escape o salidas de emergencia, control de accesos…En definitiva para los usuarios inexpertos puede ser una odisea, pero hoy vamos a aclarar todas las dudas en la medida de lo posible ya que en un solo artículo no se puede dar tanta información y tan variada. Voy a intentar simplificar la información y en otros posts iremos viendo todos y cada uno de los sistemas mencionados.

Cerraduras de seguridad de un punto de cierre.

Este tipo de cerraduras las podemos encontrar para embutir, de sobreponer, electro mecánicas y electro magnéticas (estas dos últimas no son utilizadas en hogares ya que están destinadas para otros usos como pueden ser puertas de garaje o zonas donde se preciso de un control de acceso riguroso).

cerraduras de seguridad

cerraduras de seguridad

No las recomiendo como cerradura principal ya que la seguridad escasearía al no reforzar la parte superior e inferior de la puerta facilitando el apalancamiento de la misma. Lo ideal es instalarlas como segunda cerradura. Por ejemplo si tenemos instalada una cerradura de sobre poner de tres puntos y queremos reforzar el sistema de cierre podemos colocar una cerradura de seguridad embutida (ya que las barras superior e inferior nos imposibilita la instalación de una de sobre poner) con un bombillo de seguridad y escudo acorazado para aumenta el tiempo empleado por los ladrones a la hora de su manipulación. Otro ejemplo similar pero a la inversa es que si tenemos instalada una cerradura embutida como principal de tres, cinco o siete puntos y queremos reforzar el sistema de cierre en este caso necesitaremos una cerradura de sobre poner de un punto para no dañar o anular alguno de los puntos de cierre embutidos mencionados. Lo más cómodo y aconsejable es que las cerraduras de seguridad  de un punto instaladas como segunda cerradura carezcan de resbalón ya que de lo contrario cada vez que tengamos que abrir la puerta para entra a la vivienda habría que accionar dos llaves a la vez (algo muy incómodo) e incluso cuando queramos salir de la vivienda tendrían que utilizar las dos manos para accionar los dos resbalones al realizar la apertura. Incluso hay un modelo de cerrojo FAC 303L / 115  y cerrojo FAC 303T / 115 que tiene incorporada la función del resbalón que también deja de ser interesante como segunda cerradura.

cerraduras de seguridad

Al fin y al cabo su utilidad o finalidad sería la misma que cuando instalamos un cerrojo FAC o tipo FAC (de cualquier otro fabricante pero con un diseño similar) que es la de reforzar el sistema de cierre ¿cuánta seguridad aporto al instalar este tipo de cerraduras? esto dependerá de si la cerradura posee sistema anti palanca, la calidad del bombillo de seguridad instalado y si el escudo de seguridad es acorazado o no (incluso llegando a carecer de escudo alguno).

Tiempos estimados de manipulación. Si hablamos de una instalación básica de escasa seguridad 30 segundos aproximadamente en el mejor de los casos pero si hemos instalado un bombillo de alta seguridad con escudo acorazado y cerradura de seguridad de un punto con sistema anti palanca como mínimo tendrán que emplear 20 minutos más el tiempo que necesiten en la cerradura principal (si los productos instalados son del mismo nivel de seguridad podremos duplicar el tiempo, es decir 40 minutos aproximadamente, demasiado tiempo para los ladrones, lo que les llevará a desistir del intento). 

cerraduras de seguridad

Todo lo comentado es aplicable tanto para puertas de madera como para puertas metálicas y quiero recalcar que tanto en cerraduras embutidas como cerraduras sobre puestas una mala instalación o una puerta en mal estado puede anular toda la seguridad comentada (por mucho que invirtamos en bombillos de seguridad, escudos acorazados y cerraduras de seguridad anti palanca) incluso los tiempos estimados de manipulación caerían empicados por lo que cualquier trabajo relacionado con su seguridad deben realizar los personal cualificado.

Cerraduras de seguridad de tres puntos de cierre.

Este tipo de cerraduras también las podemos encontrar para embutir y de sobreponer sin repercutir en el nivel de seguridad que puedan proporcionar.

cerraduras de seguridad de tres puntos

Son recomendadas como cerradura principal y si están dotadas de sistema anti palanca mucho mejor (este sistema lo trataremos en profundidad en el artículo de hoy pero más adelante). Las barras superior e inferior en el caso de cerraduras sobre puestas y los pestillos superior e inferior del canto de la puerta en el caso de las embutidas nos refuerzan el lateral de la puerta donde se encuentra instalada ante posibles intentos de forzamiento desde el exterior. Un bombillo de seguridad de los denominados anti todo (anti ganzúa, anti bumping, anti taladro, anti rotura y anti extracción) y un escudo acorazado harán aumentar en gran medida el tiempo empleado así como el nivel de ruido que tendrán que generar los ladrones a la hora de su manipulación y frente al ataque violento (en cierta medida claro está ya que esto último dependerá del estado general de la puerta y su antigüedad). 

cerraduras de seguridad de embutir

Además si instalamos una segunda cerradura como puede ser un cerrojo FAC o tipo FAC (de cualquier otro fabricante pero con un diseño similar) o una segunda cerradura embutida podremos reforzar el sistema de cierre ¿cuánta seguridad aporto al instalar este tipo de cerraduras? desde luego mucha más seguridad que si queremos instalar como cerradura principal una de un solo punto. Y como no también dependerá de si la cerradura posee sistema anti palanca, la calidad del bombillo de seguridad instalado y si hemos instalado un escudo de seguridad acorazado en condiciones.

cerraduras de seguridad cr

Tiempos estimados de manipulación. Si hablamos de una instalación básica de escasa seguridad 30 segundos aproximadamente en el mejor de los casos (del mismo modo que el apartado anterior) pero si hemos instalado un bombillo de alta seguridad con escudo acorazado y cerradura de seguridad de como mínimo tres punto con sistema anti palanca tendrán que emplear más de 20 minutos, más el tiempo que necesiten para manipular la segunda cerradura (si los productos instalados son del mismo nivel de seguridad podremos duplicar el tiempo, es decir más de 40 minutos, como no esto dependerá de la pericia del asaltante). 

Todo lo comentado de igual modo que en el artículo anterior es aplicable tanto para puertas de madera como para puertas metálicas y quiero recalcar (sabiendo que me repito de nuevo pero quiero que quede bien claro…) que tanto en cerraduras embutidas como cerraduras sobre puestas sin importar el número de puntos de cierre que tengan una mala instalación o una puerta en mal estado puede anular toda la seguridad comentada (por mucho que invirtamos en bombillos de seguridad, escudos acorazados y cerraduras de seguridad anti palanca) incluso los tiempos estimados de manipulación caerían empicados por lo que cualquier trabajo relacionado con su seguridad deben realizar los personal cualificado.

Cerradura de seguridad de cinco puntos de cierre y siete puntos.

¿qué cerradura de seguridad es mejor? de tres puntos, de cinco puntos, de siete puntos… Muchos usuarios se hacen esta pregunta y la respuesta es sencilla. Cuando aumentamos el número de puntos de cierre lo que conseguimos es un mayor refuerzo de la puerta frente al ataque mediante palanca o apalancamiento desde el exterior, es decir que será más complicado y costoso el separar la hoja del marco por deformación, pero en ningún momento digo que esté provista de sistema anti palanca del mecanismo de la cerradura ya que esto es un tema muy distinto. A mayor número de puntos de cierre vamos aumentando en cierta medida la seguridad, pero de nada sirven si tenemos instalado un bombillo de escasa seguridad o un escudo de seguridad anticuado, incluso si la puerta es demasiado vieja o si está muy deteriorada por el paso del tiempo.

cerradura de seguridad Tesa TS50

Si nos encontramos con una puerta en mal estado y reforzamos la misma con cerraduras, bombillos y escudos acorazados de alta seguridad será como si tenemos un seiscientos y le montamos el motor de un ferrari. Con esto quiero decir que al fin y al cabo hay que buscar un equilibrio, ser sensatos y si vamos a realizar una inversión elevada en un puerta que no se encuentra en condiciones debemos plantearnos la sustitución de la puerta por completo por una de seguridad. De este modo aunque en un principio la inversión será mayor a la larga será mucho más rentable. Una puerta de seguridad que realmente sea segura homologada de grado 4C no nos puede costar menos de 1800€ más IVA (con la instalación incluida). Estas cantidades nos pueden llegar a asustar pero si recapacitamos, al hacer las cuentas del gasto que supone aumentar el nivel de seguridad de una puerta que no esté a la altura nos daremos cuenta que la compra realizada será dinero perdido. Por poner un ejemplo vamos ha realizar un cálculo aproximado real. Cerradura principal de cinco puntos de cierre, segunda cerradura de un punto de cierre, dos bombillos de alta seguridad, dos escudos acorazados y la instalación de todos los componentes hacen un total aproximado de 840€ más IVA. Detectamos que hay una diferencia de 960€ más IVA pero si llegado el caso nos entran a robar por el deterioro de la puerta a la que hemos hecho dicha inversión habremos tirado el dinero y además terminaremos instalando una puerta en condiciones por lo que habremos gastado dos veces.

Los tiempos de manipulación son similares a los del punto anterior pero quiero añadir que de nada sirve aumentar la seguridad del sistema de cierre sin tener instaladas unas bisagras anti palanca. En muchas ocasiones nos esforzamos en reforzar el sistema de cierre olvidando el lado de las bisagras que es un punto muy importante ya que pueden apalancar en esa zona, partir los tornillos de sujeción de las mismas y terminan abriendo la puerta por el lado contrario anulando por completo todo lo invertido en seguridad.

Cerraduras de seguridad automáticas y cerraduras de seguridad anti palanca.

Estas cerraduras llegan al mercado para ofrecer seguridad en mayúsculas en puertas blindadas de entrada a viviendas o negocios. Es un concepto que aglutina diversos mecanismos que aumentan sustancialmente la seguridad en este tipo de puertas. Entre sus cualidades voy a mencionar las siguientes:

cerraduras de seguridad antitarjeta

  • Sistemas anti tarjeta o picaporte anti tarjeta. En muchas ocasiones los usuarios salen de sus viviendas sin cerrar con vuelta de llave facilitando a los ladrones que las puedan abrir por el tan conocido método y vulgarmente dicho “con una radiografía”. Realmente hay muchos otros productos con los que se puede realizar una apertura con un tarjetazo, pero no voy a entrar en ello.
  • Sistema antipalanca. En muchas ocasiones mediante el uso de una palanca ejerciendo mucha presión en el bloque central de la cerradura dañan el mecanismo interior y en una sola acción recogen todo los puntos de cierre sin importar de cuantos se trate (tres, cinco, siete puntos de cierre…). Con este sistema resolvemos el problema ya que aunque sean capaces de apalancar el bloque central, el resto de puntos de cierre son independientes con lo que se complica muchísimo la apertura debido a que tendrían que actuar por separado en cada uno de ellos.
  • Resistencia al apalancamiento en el cierre central de más de 1000 kg.
  • Reenvíos con ganchos macizos de acero y anclaje de los mismos en cajas cerradas de acero en el cerradero con una resistencia frente al apalancamiento entre hoja y marco de más de 600 kg por cada gancho. 
  • Cierres automáticos de los puntos superior e inferior mediante ganchos anti palanca (en el momento que cerramos de portazo se activan los cierres automáticamente, un punto muy importante a tener en cuenta si somos de los que olvidamos cerrar con vuelta de llave). En el momento que activamos la meneta desde el interior o mediante llave se recogen también de forma automática. Como seguridad se puede bloquear el punto central utilizando en este caso la llave.
  • En muchas ocasiones en función de la cerradura que tengamos instalada (fabricante y modelo) se pueden usar como sustitución. Esto quiere decir que en la mayoría de los casos se puede aprovechar los cajeados disponibles en la puerta de la cerradura actual con el ahorro en mano de obra que ello conlleva (hablando de cerraduras embutidas.

cerraduras de seguridad TX premium

También existen en el mercado cerraduras de seguridad de sobreponer con sistemas antipalanca pero por desgracia en la mayoría de los casos no podemos aumentar el nivel de seguridad de los bombillos teniendo que conformarnos con los que ya vienen de fábrica.

 

En muchas ocasiones nos encontramos con clientes que nos solicitan reforzar con perfiles metálicos tanto el marco como la hoja de puertas de madera en la zona de la cerradura ya instalada para producir un sistema antipalanca, incluso los hay que ya los tienen instalados. Siento tener que comunicar que de poco sirven (por no decir que de nada) debido a que en una puerta de madera (aunque sea blindada) existen muchos puntos sensibles de deformación por lo que si ejercen la presión apropiada con la herramienta necesaria para nada habrá servido la inversión realizada ¿entonces porque lo hacen? en el mercado hay mucho chapucero que por tal de vender o facturar realizan los trabajos que se le soliciten sin llegar a asesorar en materia de seguridad a sus clientes y como el que se supone que es un profesional lo ha recomendado el cliente final se queda tan tranquilo. Aprovecho la oportunidad para recomendarles que busquen asesoramiento de profesionales acreditados y que no se dejen engañar.

Si desean adquirir productos de seguridad y alta seguridad entren en nuestra tienda online https://www.fontancerrajeros.com

Si tienen alguna duda de todo lo comentado en el artículo de hoy pónganse en contacto vía mail o llamada telefónica, estaré encantado de ayudarles como asesor en seguridad física y perito judicial en cerrajería de seguridad.