Las puertas acorazadas están diseñadas para proporcionar un elevado nivel de seguridad allí donde se colocan. De ahí la importancia de elegir las mejores cerraduras para puertas acorazadas.

 

Este tipo de puertas son perfectas para multitud de espacios diferentes, especialmente en aquellos lugares donde es necesario un plus de seguridad.

 

Sin embargo, a veces contar con una puerta acorazada es insuficiente.

 

Esto es así porque los cacos cada vez innovan más en sus técnicas de robo, así que resulta muy aconsejable colocar cerraduras de seguridad para puertas acorazadas que proporcionen un plus y hagan infranqueable la entrada.

 

Las cerraduras para puertas acorazadas pueden ser diferentes entre sí, ya que existen sistemas que varían unos de otros aunque el objetivo sea el mismo: mejorar la seguridad.

 

Diferencias entre cerraduras y bombines para puertas acorazadas.

 

En primer lugar, deberemos tener claro las diferencias entre cerraduras y bombines de seguridad para puertas acorazadas.

 

Si no sabemos las diferencias, podéis echar un vistazo al siguiente enlace denominado “cambiar cerradura o cambiar bombín”.

 

Importante para poder entender correctamente el post de hoy.

 

Si queremos aumentar el nivel de seguridad de nuestra puerta acorazada, si esta monta cerradura de gorjas o borjas, deberemos realizar la conversión a perfil europeo.

 

De suma importancia dado el elevado número de robos llevados a cabo en este tipo de puertas.

 

Una vez realizada la conversión, deberemos instalar un buen bombín de seguridad y un escudo acorazado o magnético.

 

Si necesitáis comprar el kit de conversión para puertas acorazadas, en nuestra tienda online lo encotraréis.

 

Reforzar puertas acorazadas.

 

Debemos reforzar la seguridad en puertas acorazadas. Para ello tenemos varias opciones disponibles en el mercado.

 

Algunas de las opciones disponibles en cerraduras para puertas acorazadas, las más comunes son las que se muestran a continuación:

 

Cerraduras invisibles en puertas acorazadas.

 

Este tipo de cerraduras son muy conocidas, por su exceso de publicidad o marketing.

 

Aportan un extra de seguridad frente a intentos de acceso relacionados con el ganzuado, el impresioning o el bumping.

 

Es ideal para las técnicas de manipulación más hábiles que utilizan los asaltadores, gracias en gran medida a la no existencia de cilindro por la cara exterior de la puerta.

 

En cualquier caso lo cierto es que no es muy resistente al apalancamiento o cualquier método destructivo, que puede ser en ocasiones una de las técnicas más usadas por quienes desean entrar en una propiedad ajena.

 

Desde mi punto de vista, como experto en seguridad física, seguridad electrónica y prevención del delito, no es el producto más recomendable, a la hora de reforzar puertas acorazadas.

 

Si queréis saber más sobre las cerraduras invisibles, no os perdáis este post.

 

Por lo que cuestan, tenéis otras opciones que sí son realmente interesantes para reforzar puertas acorazadas.

 

Cerraduras de sobre poner o cerrojos tipo FAC.

 

Este tipo de cerraduras son perfectas como segunda cerradura en puertas acorazadas incrementando de forma notable la seguridad de la misma.

 

Hablamos de cerrojos SAG o cerrojos tipo FAC, preparados para instalar bombillos de perfil europeo y escudo acorazado, donde podremos elegir el nivel de seguridad.

 

Quizá tienen un precio superior en el mercado pero los resultados son más favorables que con otros métodos, como pueden ser los cerrojos.

 

Con esta cerradura es posible elegir en función del tamaño o del nivel de seguridad del bombillo además de hacer posible la instalación de escudos acorazados o incluso de elementos que facilitan la detección precoz de intentos de robo.

 

Estas cerraduras tienen un bombillo de alta seguridad que sin duda permite clasificarlas como “anti todo” cuando de diferentes técnicas de apertura de puertas por parte de los cacos hablamos.

 

El 70% de las cerraduras de puertas acorazadas están obsoletas

 

La instalación de estas cerraduras de seguridad añadidas en las puertas acorazadas resulta de vital importancia.

 

No solo para incrementar la seguridad en puertas de instalación recientes, con modernos sistemas de seguridad, sino por su importancia para incrementar la seguridad en puertas acorazadas cuyos sistemas ya se encuentran obsoletos.

 

Y es que según los últimos datos conocidos, hasta el 70 por ciento de las puertas acorazadas en nuestro país tienen sistemas de seguridad obsoletos que los ladrones u okupas logran superar con gran facilidad si tienen experiencia en ello.

 

Esto pone de manifiesto la necesidad de este tipo de cerraduras en cualquiera de sus variantes.

 

Como se puede apreciar, la instalación de cerraduras de seguridad es la única forma de reforzar la impenetrabilidad de puertas acorazadas.

 

Y es que, aunque pueda suponer una inversión, lo cierto es que la ganancia en tranquilidad lo justifica.

 

Porque no es lo mismo sentirse seguro, que estar realmente seguro.

 

Si tienen dudas al respecto, pueden contactar sin ningún tipo de compromiso. Somos asesores en seguridad.