Cuando no se tienen demasiados conocimientos en el mundo de la seguridad es habitual confundir dos términos y usarlos de forma indistinta a pesar de ser diferentes.

 

Hablamos de las puertas blindadas y las puertas acorazadas. Ambos tipos de puertas sirven para incrementar la seguridad de acceso en cualquier tipo de espacio, pero tienen diferencias significativas muy interesantes.

 

Diferencia entre puertas blindadas y acorazadas.

 

Para comentar las diferentes características entre ambas puertas, vamos a tratar los componentes principales.

 

Hoja de la puerta

 

La principal diferencia entre puerta blindada y acorazada radica en la hoja de la puerta.

 

Mientras que en la puerta blindada la hoja está fabricada en madera y reforzada con láminas de acero en algunas zonas; en las puertas acorazadas la fabricación es en acero y la madera tiene únicamente fines estéticos, por lo que son sin duda más resistentes a la penetración.

 

Marco de la puerta

 

Otra diferencia entre puerta acorazada y blindada es el material del marco de la puerta. En las puertas blindadas este material es la madera y en las acorazadas es el acero.

 

Esta debilidad y holgura de las puertas blindadas con la madera en el marco es lo que provoca que todos hayamos visto en alguna ocasión en una serie de televisión a alguien intentando abrir una puerta blindada con una radiografía o algo similar.

 

Cerrojos y cerraduras

 

Otra diferencia entre puerta blindada y puerta acorazada es la existencia en las puertas acorazadas de elementos de seguridad de cerraduras más avanzados.

 

Un caso muy claro es el de las cerraduras autobloqueantes, unas cerraduras que llevan integrado un sistema que detecta un uso indebido y que bloquea la cerradura para impedir el acceso al interior del espacio o vivienda.

 

De igual forma también podemos destacar los escudos abocardados de las puertas acorazadas, pero no es utilizado en todas ellas.

 

Bisagras

 

En las puertas blindadas las bisagras están atornilladas a la madera mientras que en las puertas acorazadas las bisagras están soldadas a acero de alta resistencia, aunque en algunos casos también es posible encontrarlas atornilladas al acero.

 

En cualquier caso y como hemos explicado antes, el acero es un material más resistente que la madera y por tanto las puertas acorazadas también son superiores en este aspecto.

 

Bombines

 

En cuanto a bombines de seguridad las diferencias pueden ser menores, ya que depende del fabricante o de la calidad de la puerta adquirida.

 

En cualquier caso, lo cierto es que las puertas acorazadas suelen tener cilindros de mayor calidad que las puertas blindadas, que son de baja gama y permiten a los ladrones técnicas como el bumping o el ganzuado.

 

Esto último, sobre todo cuando hablamos de puertas recien compradas, ya que con el paso del tiempo, cualquiera puede reforzar su puerta cambiando el bombín, tanto en puertas blindadas como en puertas acorazadas.

 

Estos son los factores principales que marcan la diferencia entre las puertas blindadas y las puertas acorazadas.

 

Si bien cada caso puede ser diferente, estas características son las habituales en cada tipo de puerta para la mayoría de fabricantes y marcas del sector.

 

Por suerte, en la actualidad existe una gran variedad de puertas donde elegir aquella que garantice una mayor seguridad para el hogar o para el negocio, según el uso.

 

¿Comprar puerta blindada o puerta acorazada?

 

Si han de realizar una compra de puerta de acceso a su vivienda y dudan entre comprar una puerta blindada o una puerta acorazada, les recomiendo que compren puertas de seguridad homologadas y certificadas, de grado 4C o 5C.

 

Son puertas acorazadas, pero preparadas frente a los últimos ataques de habilidad y violentos.

 

De este modo, estarán realmente seguros, además de sentirse seguros. La seguridad emocional juega un papel muy importante.

 

No duden en solicitar información o presupuesto. Estaremos encantados de atenderles.