Todavía podemos encontrarnos en algunas casas antiguas puertas sin ningún tipo de mirilla, lo que obliga a sus habitantes a tener que abrir sin saber a quién se van a encontrar. Las mirillas digitales con cámara son la mejor alternativa.

 

Las mirillas son un importante elemento de seguridad para tu hogar, y a día de hoy no hay mejor opción que instalar una mirilla digital con cámara wiffi, ya que añade a la seguridad el valor añadido de la comodidad.

 

¿Qué son las mirillas digitales con cámara?

 

Estos tipos de mirilla electrónica son una versión moderna de las mirillas clásicas de vidrio que únicamente permiten una visión distorsionada y limitada de quien se encuentra detrás de la puerta.

 

Una mirilla digital cuenta con una pantalla LCD de un tamaño que va desde las 2,6 a las 4,5 pulgadas, cuentan con una cámara y funcionan con baterías. Te permiten ver con mayor claridad y nitidez, sin necesidad de tener que acercar tu ojo a la mirilla.

 

Son especialmente aconsejables para personas con movilidad reducida y ancianos, niños y personas que por su baja estatura puedan tener problemas para alcanzar la mirilla.

 

Ventajas de las mirillas digitales

 

Facilidad de instalación: desde fuera no se diferencian de las clásicas, y aunque mucho más modernas, no requieren que tengas conocimientos técnicos para su instalación y configuración.

 

Puedes instalarla en el mismo lugar que la antigua sin necesidad de cambiar de puerta.

 

Mayor amplitud y nitidez de visión: puedes elegir el tamaño de la mirilla digital, teniendo siempre en cuenta que cuanto más grande sea mayor gasto tendrá, aunque éste nunca sea mucho.

 

Conexión a ordenador o móvil: uno de los grandes valores añadidos de las mirillas digitales es la comodidad de poder ver quién está llamando a la puerta sin necesidad de moverte del sofá o de cualquier lugar en el que estés.

 

Visión nocturna: uno de los grandes inconvenientes de las mirillas tradicionales es que si no hay luz en el descansillo de la escalera es imposible ver nada.

 

Una mirilla digital te permite ver con la misma claridad sea de día o de noche, estando o no la luz descansillo encendida o apagada.

 

Progresivo abaratamiento: como ocurre con todos los productos tecnológicos, las mirillas electrónicas han pasado de ser casi un producto de lujo cuando salieron al mercado a ser un producto al alcance de todos los bolsillos, consecuencia también del creciente número de personas que han apostado por ellas.

 

Dependiendo de las prestaciones podrás adquirirlas en un rango de precios que van desde los 40 hasta los 150 euros.

 

Posibilidad de grabar o de fotografiar: pudiendo enviar las grabaciones o fotografías a tu ordenador o móvil. En caso de un intento de robo tendrás la imagen del ladrón. Sin embargo para esto hay que tomar ciertas precauciones.

 

¿Se puede instalar una mirilla digital con cámara wiffi?

 

Sí, pero siempre respetando unas normas:

 

Respetar el principio de proporcionalidad: el motivo de su instalación siempre ha de ser proteger la seguridad.

 

No grabar espacios públicos: a no ser que se tenga una autorización de la comunidad de vecinos.

 

Informar con un cartel de que se está realizando una grabación.

 

Supresión de las imágenes grabadas en el plazo de un mes.